Las cocinas negras llegaron hace un par de años para recoger el testigo de las cocinas blancas y claras que durante muchas temporadas estuvieron en lo más alto de las tendencias.

El negro no solo le da un aire elegante y distinguido a esta estancia, sino que la dota de personalidad para convertirla en punto clave de nuestra casa y no solo en el lugar donde preparamos la comida y al que no le dedicamos muchos esfuerzos en cuanto a decoración.

Hoy traemos una selección de las mejores combinaciones de cocinas en negro, así como algunos trucos y consejos para construir la tuya en base a tus gustos y las características de tu cocina.

3 cosas a tener en cuenta sobre las cocinas negras

Ya sabemos que no hace falta pintar tu cocina de negro del techo al suelo, pero es interesante tener en cuenta algunos detalles antes de ponerte manos a la obra para que el resultado sea impecable.

  • Mate o brillo. La tendencia se divide en dos cuando nos referimos al acabado, por eso es recomendable optar por un negro con brillo para una cocina más iluminada y sofisticada y por un acabado en mate si queremos un aire más cálido y con ciertos tintes nórdicos. 
  • También para la encimera. Hay quien piensa que la superficie sobre la que cocinamos y preparamos la comida debe ser blanca porque transmite limpieza, pero lo cierto es que el negro ha llegado con tanta fuerza que lo podemos ver hasta en superficies de mármol, que además tiene un patrón y textura irresistible.
  • Atención a la luz. El negro, sobre todo combinado con otros colores o texturas oscuras y en cocinas sin mucha luz, puede reducir visualmente las dimensiones de nuestra cocina e incluso crear cierta sensación de agobio y pesadez, por eso es importante iluminar nuestra cocina adecuadamente para ver lo que estamos haciendo, pero también para crear el ambiente que buscamos.

Ideas para decorar cocinas con mármol negro

Las cocinas con mármol negro (o granito negro) vuelven a ser tendencia, y es que su intenso color y el característico veteado es ideal para crear un espacio elegante en cualquier parte de tu casa.

Lo más común es encontrarlo en forma de encimera o como superficie de una mesa combinado con otros colores como el blanco, gris o madera, y no se recomienda excederse con la decoración, ya que lo que buscamos es que el mármol sea el protagonista.

Si quieres darle un toque cálido a tu cocina con mármol negro te recomendamos que utilices plantas y estanterías o recipientes de madera clara, incluso añadir un frutero sencillo en negro con frutas variadas puede dar el toque de color perfecto. 

Para mantener el aire de distinción elevado te recomendamos que utilices solo unos pocos elementos decorativos pero con mucha personalidad, como un tarro con granos de café tostado, lámparas colgantes en negro mate o tiradores simples lacados en dorado.

Cómo decorar una cocina negra y madera

La madera y el color negro es una de las mejores combinaciones por las que puedes optar para tu cocina si quieres crear el equilibrio perfecto entre elegancia y calidez

Dependiendo del tamaño de tu cocina, te recomendamos dos combinaciones que son tendencia: armarios inferiores negros y superiores de madera clara, oscura o natural, o casi todo de madera y solo algunas estanterías o muebles de color negro. 

En el primer caso, también podemos lacar de negro un armario de techo a suelo para jugar con las secciones visuales de tu cocina y la geometría. Mientras que en el segundo caso conseguirás una estética perfecta si tus electrodomésticos son del mismo color negro que los detalles que añadas.

Te recomendamos que apuestes por lo fácil en una cocina de este estilo y que busques elementos de madera, como tiradores, para contrastar sobre los fondos negros, y elementos decorativos en negro y metal para contrastar sobre la madera, como una cafetera de diseño, una bandeja o lámparas para techo.

Ideas de cocinas modernas negras

Si estás pensando en cambiar tu cocina por una negra, debes saber que ni son tan poco luminosas como parecen ni la suciedad destaca más que en otros colores gracias a algunos tratamientos especiales.

Una de las apuestas fuertes de esta tendencia y muy cómoda además es la de la cocina completamente negra, incluso las paredes, recomendada si tu cocina es abierta y está integrada con el comedor, de modo que puedas diferenciar claramente los dos espacios sin necesidad de decoración o paredes.

Si tu cocina es muy pequeña, siempre puedes optar por dejar los muebles negros para la parte inferior y el resto de blanco, de modo que la carga visual queda más cercana al suelo y no agobia.

Pero sin duda, una de las opciones más distinguidas para una cocina negra y que es apta para todo tipo de cocinas es la que combina negro con gris claro, madera clara y oro. La clave está en dejar el negro, que debe ser mate, para los muebles, añadir la madera en detalles como las patas de las sillas y alguna estantería individual, el gris claro para la encimera, y el dorado para la grifería y una lámpara de diseño en el techo.

Cómo combinar una cocina negra y gris

La combinación más popular para cocinas negras y grises que podemos encontrar actualmente pasa por dejar mayor protagonismo al gris, que puede ser más claro u oscuro, y dejar el negro para algunos detalles. 

Si nuestra cocina es más amplia podemos pintar un único armario de techo a suelo de color negro y dejar el resto de color gris, con una encimera en madera o mármol gris claro. 

Si no disponemos de tanto espacio, lo mejor es dejar el color negro para electrodomésticos, lámparas y tiradores; y por supuesto para algunos detalles decorativos como fruteros, recipientes o macetas para colocar alguna planta y aportar algo de alegría y color a nuestra cocina.

Ideas para cocinas negras pequeñas

Si crees que solo puedes tener una cocina negra si dispones de mucho espacio en esta estancia o es abierta, nada más lejos de la realidad. 

Si tienes una pequeña cocina en forma de L también puedes sumarte a las tendencias del momento, pero debes saber cómo hacerlo de la mejor manera para no crear una estancia agobiante y muy reducida visualmente. 

Puedes pintar de negro de arriba abajo tu cocina, paredes incluidas, pero son los detalles los que te ayudarán a mantener el espacio y la luminosidad presentes.

Apuesta por ladrillos pequeños en negro sobre una pared blanca para añadir texturas diferentes y crear contraste entre los muebles y la pared. Si tienes una ventana cerca, no dudes en pintarla de blanco para destacarla y crear una sensación visual de mayor iluminación.

Intenta que todos los elementos decorativos que queden a la vista sean blancos, de cristal o madera, para añadir también algo de personalidad y no caer en colores tan planos.

Tips para combinar cocinas negras mate

Si tuviéramos que escoger una tendencia por encima de las demás en cuanto a cocinas negras, sin duda sería la de las cocinas negras mate. Es elegante, es sobrio y sobre todo es fácil de combinar. 

Te recomendamos dejar el negro para los muebles y combinar con blanco o madera para darle más luminosidad a la estancia y cierto aire rústico.

Además, la madera es una gran forma de conectar con los muebles del comedor si son dos estancias unidas y abiertas, pero también para crear un aire más natural frente a lo industrial del color negro.

Los tonos metálicos también combinan de forma excelente con el negro, por lo que si tus electrodomésticos son gris brillante podrás lucirlos todavía más. Además, también puedes emplear tiradores o colgadores metálicos para tener algunos de tus utensilios de cocina a la vista y dar un aire más casero y acogedor a esta estancia.

Recuerda que aunque el negro mate no destaca tanto como el brillante, lo que lo convierte en una gran base, no debe combinarse con demasiados elementos para no recargar visualmente la cocina, pero puedes conseguir grandes resultados jugando simplemente con los cambios de texturas entre elementos.

Cómo decorar una cocina negra y dorada

Si estás pensando en una cocina de color negro con elementos dorados por doquier como si se tratara de una joyería, debes saber que no es necesario llegar a ese punto para conseguir una cocina elegante y sofisticada pero acogedora. 

La clave está en la sutileza, por lo que te recomendamos que la base de tu cocina sea negra, con paredes con textura, como el mármol gris oscuro o la madera en color ceniza oscura, y añadir el dorado en detalles. También es interesante que algunas de las secciones de tus estanterías o muebles sean de madera natural, pero sin restar presencia al negro.

Por ejemplo, los tiradores, el interior de lámparas colgantes o utilizar barras de luz cálida puntual que sobre la madera tendrá un tono dorado elegante y cálido.

Por último, puedes añadir algún colgador o frutero en bronce o dorado sobre alguna mesa o parte de la encimera, pero no deberían ser más de 3 elementos en total en toda la cocina.

Cómo combinar una cocina negra y morada

Al igual que cuando buscamos una cocina negra y roja queremos que esta estancia de la casa tenga personalidad y presencia propias, con la combinación de morado y negro el objetivo es el mismo. 

El morado es un toque de color ideal a caballo entre los tonos fríos y cálidos, por lo que puede combinarse prácticamente con cualquier cosa, y en acabado brillante destaca todavía más.

Además, gracias a este color ya no es necesario añadir muchos elementos decorativos para compensar un fondo de colores más plano.

Lo habitual es dejar el negro para la encimera, tiradores y lámparas, mientras que el morado formará parte de todo lo demás. Es importante que las paredes sean de algún color claro, idealmente blanco roto, para no perder luminosidad y relajar un poco la potencia de los otros dos colores.

Ideas para decorar una cocina negra y verde

Las cocinas negras y verdes solo son aptas para aquellos que buscan tener una estancia con mucha personalidad

Aunque hace algunos años se puso de moda el verde césped con el negro, la tendencia actual ha rebajado un poco el tono para traernos algo más sofisticado pero con mucho encanto. 

La apuesta pasa por muebles en verde musgo con electrodomésticos, sillas, lámparas y estanterías metálicas en negro. Para las paredes podemos optar por blanco o mármol gris claro, para añadir la textura del veteado, y tiradores y encimera también en blanco, gris claro o mármol.

Para los detalles decorativos lo mejor es optar por la madera clara, el mimbre y algún pequeño guiño dorado o bronce, sobre todo si quieres añadir algo más de clase. 

Gracias al verde podemos conseguir el aire fresco y natural que necesitamos en una cocina negra sin necesidad de añadir múltiples elementos naturales como plantas o decoración rústica.